DE MIL AMORES

23.10.2013 01:18

 

DE MIL AMORES

 

De mil amores

 

Extractos

Del sitio http://www.letralia.com

Plenilunio

Bocas abiertas
redondo abismo lunar
rodando
por el césped del universo
ambiciosas
monedas flexas
en busca del plenilunio
amoroso.

Azul

Esta noche tiene tu rostro azul
Ojos de noche azul
Y mi deseo es azul
Bendito color de los mares
maldito náufrago en alta mar
Sigo nombrando al velero que navega
sin capitán ni timonel
Cómo sueña el amor cuando el itinerario
está escrito sobre estelas
Esta noche tiene de luces urgencias
jadea silenciosa
quizá extravíe su ruta y se olvide del relámpago
mientras
el deseo es azul
Voy a anunciarlo en mi verso: todo tiene tu azul
Escribo en tus ojos

Ruinas

 

ESPANTAPÁJAROS

 

He parido un bosque de luz en la cantera
y eso es todo
no exijas el gajo cuneiforme del espanto
Me trasmuto en ave y vuelo
Lo peor es salirse de uno mismo
y sembrarse en tiempo de espantapájaros
cuando la palabra orfandad camina sola
llevando semilla de úteros dormidos
en pico rasgado
letra agónica
devorada cría
sílabas como insectos
que zumban la noche que se aleja

Una resaca de follaje se me esparce
ahora sin mí cómo haré para llegar
adonde no he ido nunca.

La noche se me resbala
escurridiza noche,
Noche zorra.

Y el útero henchido de fuego
signos de mi sombra
de lo que queda luego de las ruinas
de la noche y de lo que no escribiré.

Los pájaros

En mi palacio hay

 PÁJAROS

una jaula de oro.
Salven a los pájaros de mi cuerpo,
esos que picotean despojos
de mi tristeza enclaustrada en lágrima.
Caballos de fuego erizados cual pezón ardido
cantan y son sueños acorralados en el miedo de la nada.
Sólo deseo que muerde el trino de las carnes
A veces se pliega, otras expande en alas y vuela.
A veces, sólo a veces son sólo pájaros.
Otras trino.
Y mi sexo que sube música
en la enredadera del pensamiento.
Hay que salvarlos de mi carne
y el sexo que se hace pájaros
y vuela, vuela...

Fundación

Atraviesa la cárcel de mi cuerpo
erigiendo en mi piel la incontenible sabia del éxtasis
Difunde besos como un manantial infinito de ideas
Hiere hasta el hueco augural perpetuando un nombre perdido
Escupe en mi ego una luz tenue que me asedie
y aprenda a caminar a ese lugar donde sólo quede mi desnudez
Funda una nueva mujer y la antigua quémala
y arroja sus cenizas al viento o al mar
Que no se hable más de ella...

Mil soles espléndidos

Despunta en el horizonte
nuestro deseo de libertad
mientras descorre el velo
de la carne flagelada,
el viento
en cárcel de lino
envoltorio de siglos atroces
nos atan a mil soles espléndidos
la rendija de días vejados
con el rostro oculto en el burka
y el corazón enterrado
en dunas de almíbar amargo

Vejadas

Sobrevivirán las mochilas
sin dueñas
el calcetín
y hasta el pequeño sostén
Sobrevivirán los instantes de inquietud
el resoplo en el rostro inexistente
en las uñas y los cabellos que se niegan
El sol rojo sangre en la heredad
Y el sudor de la vena sudada
los senos limpios y el sexo nuevo

Sobrevivirán las risas infantiles
en el sollozo de sus progenitores
en el aula disponible y la silla vacante
Sobrevivirán su fertilidad de espumas
y sus ilusiones enteras, sin detenerse...

Deseo

La mirada abierta de la mañana
entra por el portillo de tus ojos
desnudando mi follaje
Y mis nalgas de luna y uvas
ruborizan el espanto de la muerte
que espera su cosecha
Buscan tus estrellas en espiral
un combate fortuito
entre navajas encienden el precipicio
de las sombras
El deseo se hace viento huracanado
mas arde el amor como un fósforo
que desvistiese al pudor
Un vino caliente se derrama
en las copas de los cuerpos
brindis perfecto en ritual de los cristales
luego se duermen tus ojos
saciados
Nace la lágrima de gozo.
La muerte se aleja silenciosa
Y torna la puerta.

Los caprichos de la luna

CAPRICHOS DE LA LUNA

 

A veces soy, estoy / medialuna
menguante / ir al encuentro / crecer
a tu mirada el cráterpezón
Esperando acercarme a tu heredad
satélite capturado y devoto
Mas cuando danza la transparencia
ilimitada / espacial
de las naves en efluvios,
en el juego de acercarse
apareo de Caronte y Júpiter
Nacarón y sepia en el tálamo
del mar del cielo
pintan el capricho de la tarde
llego hasta el clímax,
luna llena golosa.

Y los sexos montados
reflejados en el manto
del espejo un eclipse
esparciendo una sola nota
de música que salpica toda tristeza.

Y en un desgano de hembra dormida
en el bosque eternal
voy entregándote mis caprichos
de lunallena
que desmigajas en amplia boca estrellada
cuando la marea baja retira el goce

Ofrenda

MÚSICA

 

Me pides un poema / espejo / coito
estando ebrio de mi pieluna
con tu acequia llegando al mar
Implacable
escurridizo
lento, vas cubriendo
en heraldo combate
la epidermis de mi manto
Ya desnuda y saciada
rosa negra / racimo de uvas
deslizo mi vino dulce
tentando tus labios

Ritual de fuego
en el ciclo de los besos
que muerden el hilo del placer
tejen hebras húmedas,
espigas de semen benditas
que bebo de tu cáliz.
Las manos
que suben y bajan
agitando las palomas
como una plegaria cruel
en las paredes del corazón
de piedra y madera.
Edificio donde queda tu obra
templo donde edifico mi ofrenda.

Marcela Vanmak

Escritora argentina (1965). Profesora de español para extranjeros en Israel, donde reside.