Homeopatía: idas y venidas en la Universidad de Córdoba

02.12.2013 22:47

PUBLICADO EN http://www.intramed.net

 


El primer curso de posgrado sobre esa disciplina en una universidad pública duró dos días. Hoy está suspendido, pero podría reanudarse. El epistemólogo Mario Bunge lo defenestró.

 


Perfil.com
 
 
Por Martin De Ambrosio

Noticia. Una semana atrás, PERFIL informó sobre el inicio del curso dirigido por Llabot en la UNC.
Continúa la discusión por el estatus de la homeopatía y la posibilidad de que forme parte de la currícula de posgrado de una universidad pública.

Como informó PERFIL el domingo pasado, en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba se había comenzado a dictar un curso de posgrado en medicina homeopática, ayurvédica y acupunturista para médicos. Pero pocos días después de su inicio, fue suspendido. Ahora todo indica que se repondrá pronto y los más de 100 inscriptos podrán continuar con su especialización. Sólo que sin prácticas y con instrucción eminentemente teórica, que fue el error que señaló la Facultad a la hora de levantarlo.

En los corrillos cordobeses se creía que la medida de suspender las clases tenía en realidad que ver con la repercusión médica y mediática que tuvo la decisión de dar el curso de prácticas no consolidadas científicamente. En especial, una entrevista de La Voz del Interior a Mario Bunge, donde el epistemólogo criticó la medida calificándola de “un asalto a la modernidad” y la asimiló con un regreso a la Edad Media. También el Consejo de Médicos de Córdoba se había manifestado contrario al curso.

Por eso, sorprendió que el jueves, en una reunión del Consejo Superior de la Facultad, se tomara la decisión de reanudar el curso, dentro de nuevos parámetros que no incluyan prácticas. Y más: los consejeros tuvieron duras palabras para con Bunge. “Nos tilda de oscurantista a nosotros, pero peor es impedir que se difunda el conocimiento”, dijeron a modo de descargo. A su vez, comenzaron una instrucción interna para averiguar por qué el posgrado había excedido sus funciones. En diálogo con PERFIL, su director, René Llabot, se manifestó confiado en retornar a las clases. “El lunes lo sabremos con certeza pero hay buenos indicios”, dijo.

Tres. Si bien la polémica se centró en la homeopatía, también se extendió a la medicina ayurvédica, que se practica desde hace siglos en la India. Sergio Lais Suárez, cónsul general de la India en la Argentina, le respondió a Bunge. “No tiene la información necesaria y suficiente para hablar de un sistema médico de otra nación con miles de años de tradición”, dijo, según consignó APF digital. “Bunge aduce que no es una medicina basada en la evidencia. Está muy alejado de la verdad. Ayurveda cuenta con trabajos científicos innumerables de distintas universidades del mundo”, aseguró.

A pesar de los enconos que generan las medicinas no tradicionales y las injurias que ven la luz antes que las argumentaciones (“pseudociencia”, dicen unos; “cientificistas” o “cómplices de los laboratorios”, gritan otros), hay gente que, con recaudos, cree posible cierta convivencia. Para Néstor Spizzamiglio, secretario académico de la escuela de graduados de la Asociación Médica Argentina, “si bien está bastardeado el término homeopatía, hay algunos que sí la hacen seriamente. No se puede ser terminante en su carácter científico porque sirve en gente que no está realmente enferma sino que tiene alergias o ataques de pánico, situaciones vinculadas con lo psicosomático. En general son pocas las personas que están enfermas de verdad. En esos casos, como ante un tumor, un verdadero homeópata reconocerá que hay que ir a un oncólogo”.


“No sabemos cómo, pero funciona”

Mario Draiman, presidente de la Asociación Médica Homeopática Argentina, reconoció que no está claro cuáles son los mecanismos mediante los cuales los remedios homeopáticos curan. “No sabemos cómo funcionan realmente, pero lo hacen. Hay cientos de demostraciones al respecto”, señaló sobre uno de los puntos débiles de su especialidad, ya que en las pruebas tradicionales médicas no se encuentran diferencias con el efecto placebo. “Sí tenemos hipótesis, pero todavía no se han comprobado. Lo mismo sucede con muchos de los medicamentos tradicionales que funcionan y no se sabe cómo”, se defendió.

Draiman había sido convocado por PERFIL para debatir estos temas en una mesa redonda con médicos alópatas, pero se negó:

“No estoy dispuesto a debatir con nadie que no conozca la homeopatía.Yo la practico desde hace más de treinta años, no soy un improvisado”, remarcó.