Todas las noches tres

15.09.2013 23:52

 

 

Publicado el 24/08/2009 a 15:18
Por raulcelsoar
 

¿fantasía o realidad?
 

Todas las noches tres

 





 


http://www.elargentino.com/

 

 


 

16-08-2009 /  Ménage à trois es un término francés para referirse a un acuerdo en el que tres personas establecen las relaciones sexuales ocupando la misma vivienda. En un sentido más informal la expresión sirve para denominar actividades sexuales en las que participan tres personas concretamente.


En la cama, para muchos tres no son multitud. 
 

En el saber popular se encuentra la fantasía en la que el varón se imagina a dos mujeres teniendo relaciones sexuales entre ellas. Una extensión de dicha fantasía es la del hombre teniendo sexo con dos chicas. Muchas veces la fantasía es propia de alguien a quien le gustaría ser agasajado por un par de mujeres hermosas. Bueno, después de todo fantasear es gratis, y en su justa medida puede añadir un toque extra a las relaciones sexuales y a la sexualidad de cada persona.



Otra cosa es la realidad. Aunque sean muchos los hombres que pueden desear tener un ménage à trois, no lo son tantos quienes consiguieron llevarlo a realidad. No obstante, algunas personas se sorprenderían lo que callan muchas parejas de su entorno. Es una práctica que tuvo un cierto apogeo en la década de los 60’ y que disminuyó debido en parte a las limitaciones en tiempo de otras épocas y a la amenaza del sida de las últimas tres décadas en particular.



Con respecto a lo que callan muchas personas y parejas que podemos conocer en nuestra vida cotidiana, gente de nuestro entorno, se encuentra una buena variedad de historias de experimentación sexual. Se escuchan relatos de parejas que esporádicamente invitan a alguien a participar en sus relaciones sexuales. Suele ser el varón quien toma la iniciativa y la invitada suele ser una mujer. Así, el trío lo forma él con su mujer y otra chica. Son pocas las veces en que es ella quien lo propone y cuando el invitado es otro hombre. Sin embargo, para las mujeres no es infrecuente la fantasía de ser penetradas por dos hombres a la vez.



Cuando el que propone el trío es él, la mujer puede aceptar este tipo de situaciones debido a un condicionamiento sumiso. También es cierto que hay otras que consiguen 'condimentar' su vida sexual por medio de tríos de vez en cuando.




Otra situación completamente distinta es la de tres personas que sostienen un romance entre sí. Como cabría esperar, los casos son menos comunes. Al principio puede parecerles como un juego, arriesgado pero inofensivo. La verdad es que pueden llegar a introducir una buena dosis de caos en la pareja. De ahí que muchos prefieren pensarlo muy bien antes de meter a una tercera persona en la relación y en la cama.

 
 
Publicado el 03/08/2009 a 19:21
Por raulcelsoar